jueves, 7 de julio de 2016

Las centrales térmicas europeas causaron 22.900 muertes prematuras en 2013

Un estudio de WWF con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud denuncia que las centrales térmicas de carbón nacionales y del resto de Europa fueron responsables de 1.170 muertes prematuras en España en 2013, una cifra similar a los fallecidos en accidentes de tráfico ese año (1.128).

El informe "La nube negra sobre Europa: efectos de la quema de carbón sobre la salud y la economía de la UE" publicado por WWF junto a la Alianza para la Salud y el Medio Ambiente (HEAL) y la Red de Acción por el Clima en Europa (CAN), analiza los impactos en la salud de la contaminación del aire provocada por las plantas de carbón de las que se tienen datos en la UE: 257 de las 280 existentes.

Por centros, el estudio achaca el mayor número de fallecimientos a la central de Andorra (Teruel), mientras que las que más contaminan son las de Aboño en Asturias, As Pontes en Galicia y Litoral en Almería.

La conclusión del informe es que en 2013 las emisiones provenientes del carbón en toda Europa fueron responsables de más de 22.900 muertes prematuras relacionadas con la actividad de las plantas de carbón.

Además, causaron "decenas de miles de casos de mala salud por enfermedades del corazón o bronquitis", y un gasto sanitario de hasta 62.300 millones de euros, incide el documento.

viernes, 24 de junio de 2016

La lucha contra el cambio climático necesita un cambio de clima en la política

Alianza por el Clima hace un llamamiento a los partidos políticos que acuden a las próximas elecciones para que incluyan entre sus prioridades la lucha contra el cambio climático con la urgencia y la magnitud que se necesita.

Las más de 400 organizaciones sociales, ecologistas, sindicales, de cooperación al desarrollo, de acción rural, de agricultores, vecinales, católicas y de consumidores unidas en Alianza por el Clima estamos percibiendo como el cambio climático pone en riesgo el trabajo que venimos haciendo desde hace años para preservar la calidad de vida de las personas y los ecosistemas, ya que el cambio climático agrava la degradación ambiental, la desigualdad, la exclusión y compromete la supervivencia de las generaciones futuras.

El actual modelo de desarrollo basado en un excesivo uso de recursos y la quema de combustibles fósiles, ha demostrado ser insostenible, y el cambio climático es el principal indicador que muestra esta insostenibilidad. Necesitamos un modelo de desarrollo justo y sostenible basado en el uso eficiente de los recursos y en un cambio en la forma en que producimos la energía, haciendo una transición justa desde los combustibles fósiles hacia un modelo energético renovable y eficiente.Abordarlo de forma valiente y decidida genera oportunidades como crear empleo de calidad, reducir la dependencia de los combustibles fósiles, mejorar la calidad del aire, y mantener la riqueza natural de nuestros ecosistemas.

Retrasar la actuación conlleva mayores costes económicos, ecológicos y humanos, y reduce las posibilidades de adaptación en un país vulnerable como España donde la mayor frecuencia e intensidad de sequías, olas calor, precipitaciones impredecibles, etc. supondría afección a importantes sectores de nuestra economía como son el agrícola o el turismo.

En el Día de la Tierra, el gobierno en funciones de España firmó el Acuerdo Climático de París. Sin embargo, para que el objetivo de dicho acuerdo de “mantener el aumento de temperatura media mundial muy por debajo de 2ºC con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar este aumento a 1,5ºC” se transforme en realidad es necesario mucho más que una firma. Es necesario que la evidencia científica de la realidad que supone el cambio climático y las medidas necesarias para frenarlo, impregnen todas las políticas, de forma que tanto la reducción de las emisiones que lo causan como la adaptación a los impactos que se producen, estén en el núcleo central de las políticas con competencias al respecto. También es clave la coordinación y coherencia de políticas, tanto entre los distintos ministerios como entre el gobierno central y las administraciones autonómicas y municipales.

Para contribuir de forma proactiva al debate, desde Alianza por el Clima proponemos “18 Medidas para la lucha contra el cambio climático” que abarcan desde una Ley de cambio climático y transición energética justa y democrática, a promover el reconocimiento jurídico de los refugiados por el cambio climático, pasando por una Ley de movilidad sostenible, reforma fiscal con criterios sociales y ambientales, o financiación adecuada al Plan Nacional de Adaptación al cambio climático, entre otras. Esperamos que sean tenidas en consideración por los nuevos equipos ministeriales que se configuren a partir del 26 de Junio.

El papel que juegue el nuevo gobierno en la lucha contra el cambio climático y en la transición energética será clave, ya que decidirá el rumbo y el ritmo hacia el que se encaminará nuestro país. Tendrá que elegir si apuntalar un sistema que ha demostrado su insostenibilidad y acabará cayendo de todas formas arrastrando con ello a muchas personas, o facilitar una transición ordenada hacia un modelo de desarrollo eficiente, renovable y justo que defienda el interés de las personas y de las generaciones futuras, por encima de los intereses vinculados a las energías fósiles.

El cambio climático es un gran reto al que enfrentamos nuestra generación. Desde Alianza por el Clima estamos convencidos que es posible salir fortalecidos de la crisis económica y ambiental en que nos encontramos si afrontamos el desafío del cambio de paradigma hacia un modelo de desarrollo donde la economía y la política estén al servicio de las personas, y por ello nos hemos unido para aglutinar más apoyos.

Esperamos que el nuevo gobierno vaya en esta dirección y ofrecemos nuestra colaboración para ello.

Mar Asunción, Alianza por el Clima

viernes, 22 de abril de 2016

Alianza por el Clima anima a la ciudadanía a actuar por la Tierra y demanda a los grupos políticos mayor ambición climática

En el Día de la Tierra y coincidiendo con el proceso de ratificación del acuerdo climático que se inicia este viernes en Nueva York, las organizaciones sociales agrupadas en Alianza por el Clima realizamos un llamamiento a la ciudadanía para que compartan un gesto de acción climática que inspire a otras a actuar por el clima

Representantes de las organizaciones aragonesas durante el acto de presentación de Alianza por el Clima Aragón.
Altos representantes de cerca de 170 países se reúnen en Nueva York para la firma del acuerdo del clima de París, un acto simbólico pero que no posee implicación jurídica ya que la verdadera prueba de fuego para el pacto comienza este viernes, cuando se abre el proceso de ratificación. El acuerdo, adoptado el pasado 12 de diciembre en la cumbre del clima de París (COP21), entrará en vigor en cuando lo ratifiquen 55 países que sumen un 55% de las emisiones globales de efecto invernadero.

En este sentido y además con motivo del Día de la Tierra, las organizaciones sociales agrupadas en Alianza por el Clima realizan un llamamiento a la ciudadanía para que  compartan un gesto de acción climática que inspire a otras a actuar por el clima. Asimismo, han presentado a los grupos políticos en el Congreso de los Diputados de Madrid sus propuestas para la lucha contra el cambio climático y han demandado compromisos concretos para hacer realidad el acuerdo de París y evitar el aumento de temperatura global por encima de 1,5ºC, lo cual tendría impactos catastróficos para nuestro país.

Alianza por el Clima denuncia que cuatro meses después de la Cumbre de París sobre cambio climático, no ha habido avances políticos que hayan trascendido a la escena internacional. Sin embargo, al mismo tiempo la temperatura global sigue alcanzando máximos históricos. “El excesivo uso de recursos y la continua quema de combustibles fósiles, como base del sistema productivo, han demostrado ser un modelo de desarrollo insostenible cuyo indicador más evidente es el cambio climático”, advierten. Para revertir esta situación “es necesario un modelo de producción y consumo justo y sostenible, basado en el uso eficiente de los recursos y en un cambio de las tecnologías fósiles a las renovables con una transición justa”. Para Alianza por el Clima, es esencial conseguir que los políticos defiendan el interés de las personas y de las generaciones futuras, por encima de los intereses vinculados a las energías fósiles.

“Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y fomentar un menor consumo de combustibles fósiles no solo depende de lo que acuerden los gobiernos en grandes foros internacionales”, subrayan. “La forma en la que consumimos, nos alimentamos, nos movemos o vivimos tiene mucho que ver con nuestra ‘huella climática’ y nuestra contribución personal al calentamiento global”, aseveran.

Por ello, Alianza por el Clima hace un doble llamamiento en este Día de la Tierra. Por un lado, a todas las personas para que compartan un gesto de acción climática que inspire a otras personas a actuar por el clima. Por otro, a los grupos políticos en el Congreso de los Diputados de Madrid, a quienes presentan sus propuestas para luchar contra el cambio climático, exigiéndoles la aprobación de las siguientes medidas:
  1. Aprobar una ley de cambio climático y transición energética para conseguir un sistema energético renovable, eficiente e inteligente antes de 2050.
  2. Reactivar el Plan de Fomento de las Energías Renovables e incentivar el  autoconsumo.
  3. Dotar de financiación adecuada al Plan Nacional de Adaptación al cambio climático
  4. Definir objetivos ambiciosos para cada uno de los sectores difusos y dotarlos de financiación suficiente.
  5. Contabilizar las emisiones incluyendo las generadas por los cambios de uso del suelo y el transporte marítimo y la aviación internacional.
  6. Establecer por ley la recogida selectiva de la materia orgánica, impulsar la prevención y la reutilización de los residuos y establecer medidas fiscales que graven el vertido y la incineración.
  7. Reorientar los incentivos a los biocombustibles de primera generación hacia los de segunda y tercera generación.
  8. Aprobar una ley de movilidad sostenible y aplicar planes de movilidad urbana y de empresas, y de la euroviñeta.
  9. Reorientar las inversiones previstas en nuevas infraestructuras viarias hacia las que generen menos emisiones, como el ferrocarril convencional o carriles Bus-Vao.
  10. Apoyar y aplicar los estándares europeos de eficiencia energética de los vehículos.
  11. Priorizar la electrificación del transporte privado, público y de mercancías y la creación de la infraestructura necesaria para ello.
  12. Asegurar la implantación del Reglamento Europeo sobre gases fluorados (HFCs).
  13. Aprobar una reforma fiscal que tenga en cuenta criterios sociales (manteniendo determinadas exenciones para la agricultura familiar) y ambientales encaminados a desincentivar los productos y servicios más emisores de GEI..
  14. Desarrollar el Plan de Activación socioeconómica del sector forestal para mejorar la sostenibilidad de la gestión y prevenir incendios.
  15. Garantizar la contribución financiera de España al Fondo Verde para el Clima que sea adicional a la Ayuda Oficial al Desarrollo y dotado de fondos públicos, suficientes y predecibles.
  16. Garantizar que los Derechos Humanos sean un elemento central en todos los planes y políticas.
  17. Garantizar que las instituciones españolas apliquen en su acción exterior las directrices del Consejo de Europa sobre protección a las personas que están siendo perseguidas por la defensa del medio ambiente.
  18. Promover a nivel internacional un mayor desarrollo normativo y reconocimiento jurídico de las personas migrantes y refugiadas por causas relacionadas con el cambio climático.
Descargar el documento de la Alianza por el Clima en PDF

jueves, 21 de abril de 2016

Yo actúo por el clima ¿y tú?


Han pasado ya cuatro meses desde la Cumbre de París, y el próximo 22 de abril tendrá lugar la firma oficial en Nueva York de la ratificación del Acuerdo. Entre medias han transcurrido cuatro meses, y más allá de nuevas revelaciones sobre cómo la temperatura global sigue alcanzando máximos históricos, pocos avances políticos han trascendido a la escena internacional. En lo que respecta a la Unión Europea la posición de la Comisión Europea de no modificar los objetivos de reducción para 2030, haciéndolos más ambiciosos, y postergar la decisión hasta 2023, revela incluso una actitud política que no está a la altura de las circunstancias y del enorme reto que tenemos por delante.
Indudablemente, mantener la presión social y la movilización es esencial para conseguir que nuestros políticos defiendan el interés de las personas y de las generaciones futuras, por encima de los intereses vinculados a las energías fósiles


Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y un menor consumo de combustibles fósiles no solo depende de lo que nuestros políticos acuerden en grandes foros internacionales. Así que mientras exigimos que actúen y se comprometan también podemos actuar y comprometernos con la reducción de emisiones desde nuestros pequeños ámbitos de intervención. No es sólo un imperativo ético si realmente nos preocupa el cambio climático, sino también una forma de incitar al cambio en nuestras redes próximas y cercanas, aquellas en las que tenemos alcance y que no depende de otros.

La forma en la que consumimos, comemos, nos movemos, nos vestimos, habitamos, etc. tiene mucho que ver con nuestra “huella climática” y nuestra contribución personal al calentamiento global. Cambiando determinados hábitos podemos contribuir también a reducir considerablemente nuestras emisiones y servir de ejemplo a personas que tenemos cerca.

Por ello, mientras el 22 de abril los grandes líderes internacionales se reunirán en Nueva York para ratificar la firma del Acuerdo de París en un gran espectáculo comunicativo desde Alianza por el Clima y con tu colaboración, no solo queremos exigirles compromisos ambiciosos y rápidos, sino demostrarles que tambiénaceptamos el compromiso y actuamos para reducir nuestra contribución al cambio climático.

Por ello te proponemos que pienses qué compartas tus acciones e ideas para actuar por el clima y demuestres tu compromiso con el planeta y el resto de seres humanos.
Una vez lo tengas pensado, tan solo tienes que contarlo en Twitter sumándote a nuestra acción con el hashtag #22ActúoXclima. Si quieres, te proponemos que te hagas una foto con tu compromiso escrito en un papel o utilizando la plantilla de la Alianza por el Clima (pincha sobre la imagen superior):

Difunde la foto con tu compromiso a partir de las 11:00 h. del 22 de abril por:
- Twitter: usa la etiqueta #22ActúoXclima vía .@AlianzaXClima  
- Facebook: cuelga la imagen en nuestro murohttps://www.facebook.com/alianzaclima/
- Google +: usa la etiqueta #AxC